martes, 10 de julio de 2007

LA EMPRESA EN INTERNET – ING DIRECT


Aun siendo la penetración del uso de internet en los hogares españoles baja en comparación con otros países europeos y aun más en comparación con Estados Unidos. Con la implantación de su uso en la vida cotidiana de muchos hogares, ha surgido un soporte de nuevos negocios, nuevos intercambios e intercambios que se pueden hacer con más rapidez y facilidad y que puedan entrar nuevas empresas más fácilmente también por sus menores costes.

La banca en internet es un ejemplo de cómo se ha revolucionado un sector, que ya de por sí se veía en una etapa de cambio por fusiones y absorciones y las resultantes bancos más grandes y sólidos en el mercado, permitiendo economías a escala, cierre de oficinas y reducción de plantillas y costes. En España hay y siempre ha habido un alto índice de sucursales bancarias por población que dificultaba la entrada de nuevas entidades, por el alto coste de competir que suponía. Pero internet ha permitido que la banca dé sus servicios de una forma más accesible para los usuarios, sin tener que acudir al centro de la ciudad, aparcar y hacer colas, cada vez más largas por la reducción de plantillas y con unos costes muy reducidos en comparación con el mantenimiento de sucursales en las zonas más visibles y más caras de todas las poblaciones. Y de hecho hoy día tenemos la presencia de nuevos bancos y tenemos mayor conocimiento de otras entidades españoles, pero más pequeños y antes desconocidos como por ejemplo El Activo Bank del Banco Sabadell, ó Caixa Galicia.

Lo que empezó como banca telefónica rápidamente se ha convertido en banca online y un banco que difícilmente hubiese podido conseguir una difusión y crecimiento hasta conseguir su actual presencia en la banca española, sin internet y el uso de la publicidad en general es Ing Direct, que en 8 años ha conseguido ser el líder en banca directa., además del banco extranjero más importante en el país, habiendo captado unos 710.000 clientes y en este momento custodia fondos por valor de 12.735 millones de Euros.

Su estrategia ha sido el uso casi exclusivo de internet y telefonía que permite mantener unos costes reducidos, sin importar donde se ubiquen las oficinas. Luego se ha basado en una alta inversión en publicidad, sobre todo en la televisión, utilizando por un lado personajes conocidos y de cierta reputación y renombre, personas respetadas y que inspiren confianza y otras personas normales, de la calle, clientes desconocidos. También tiene mucha presencia de publicidad de banners en otras páginas de internet. Y por fin una estrategia de transparencia, altos tipos de interés para el ahorro, muchas veces igualando el tipo oficial de Banco Central Europeo y al la vez en cuenta corriente, con disponibilidad inmediata para los clientes y siempre con los costes mínimos y muchas veces sin costes para el cliente, al igual que una absoluta sencillez en todas las operaciones y una constante innovación en sus productos.